Con las soluciones de BeSmart es posible plantear estrategias diferenciadas según las necesidades financieras de cada segmento, manteniendo el equilibrio entre las oportunidades y el riesgo que implican.

boton nuevo me interesa smart risk

  • Originación
    Los scores de riesgo permiten un mayor nivel de predicción que se traduce en una baja de los niveles de morosidad, ayudando a mejorar los procesos de aceptación y asignación inicial de límites de crédito.
  • Administración de límites
    Los modelos de comportamiento transforman los datos históricos de pago y uso de los clientes en un score a medida, que permite segmentarlos de acuerdo a su nivel de riesgo. Este score puede integrarse con otros genéricos provistos por procesadoras de tarjetas y empresas de informes comerciales.
    Con políticas bajo constante observación es posible evitar exposiciones innecesarias, fijar estrategias de autorización de excesos y tomar mejores decisiones sobre plazos de renovación, tasas o descuentos.
  • Cobranza
    Los scores de cobranza facilitan la implementación de las mejores estrategias de recupero ya que consideran las características de su producto y cartera. La solución determina la prioridad, el canal y el momento adecuado para contactar eficientemente a cada cliente optimizando el uso de los recursos.
  • Monitoreo
    La solución incluye los reportes descritos en las mejores prácticas de la industria para evaluar el rendimiento de los modelos y las estrategias aplicadas: tablas de desempeño, análisis de estabilidad, matrices duales, análisis de cosecha, y evaluación Champion/Challenger.
  • Validación
    Las validaciones constituyen una confirmación independiente y objetiva de que los modelos que se utilizan para administrar el riesgo de portafolio son metodológicamente robustos para cada segmento y para la totalidad de la cartera. La solución de BeSmart para evaluación y validación de modelos utilizados para originación, mantenimiento, cobranzas y cálculo de previsiones ofrece la posibilidad de verificar que la performance de los mismos se ajusta a las mejores prácticas y estándares internacionales de la industria a la vez que permite dar cumplimiento a exigencias y requerimientos normativos como también a auditorías externas e internas