Big Data

La fórmula para hacer mejores negocios

Screen-Shot-2013-04-24-at-16.59.36Al igual que hace décadas, las empresas requieren mejorar sus procesos de toma de decisiones.

La diferencia es que volúmenes de información crecen y los dispositivos que contribuyen a alimentar los repositorios de datos aumentan, al mismo tiempo que los canales los nutren. Todo crece y se hace grande, y es en esa realidad en la que Big Data cobra más sentido que nunca. Acerca de las altas expectativas que han cifrado sobre esta tecnología en Chile y el mundo, junto con los mercados en los que su adopción puede tener un impacto relevante.

Stephen Cressall, Gerente General de BeSmart Chile, antes AMSS, participó en el desayuno de Big Data organizado por la revista Gerencia, junto con los principales expertos del país en el tema. A continuación les damos a conocer todo lo conversado en este interesante desayuno.

Hace algunos meses, Gartner Group reveló las cuatro tendencias que este 2013 convergerán y se potenciarán mutuamente para llevar la tecnología a fases avanzadas de desarrollo. Estas son: movilidad, cloud computing, social media y big data.

Stephen Cressall, Gerente General de Besmart Chile, antes AMSS, coincide con esta proyección. A su juicio, pensar en el crecimiento de big data en las empresas chilenas es totalmente factible, sobre todo si está motivado por objetivos claros. “Juntar datos sólo por juntar datos no tiene sentido; sería como construir una casa sin tener un plano. Es necesario tener muy claro el ‘para qué’ reunirlos”, indica.

En efecto, según Marcelo Sukni, Gerente General de SAS Institute Chile, “sí hay una tendencia a trabajar en big data, principalmente motivada por la gran cantidad de datos disponible, por la necesidad de tomar decisiones más oportunas y por la existencia de tecnologías que permiten clasificar tipos de información muy diversa y analizarla rápidamente”.


La Necesidad de Big Data

Poco a poco big data se está transformando en un concepto imposible de evadir. Más que nunca hoy las empresas necesitan cubrir necesidades de negocios y mejorar sus indicadores de calidad, y todo ello está relacionado con el manejo de información.

Guido Bascuñán, Ingeniero de Preventa de Symantec Chile, sostiene que las firmas están adoptándolo de manera casi obligada, producto del crecimiento de los volúmenes de información. Un estudio llevado a cabo por esta marca de software de seguridad, reveló que en 2013 los volúmenes de información crecerán en cerca de 67% dentro de las grandes empresas y más de 170% en las compañías medianas y pequeñas. “En este escenario, tener visibilidad sobre los datos en un tiempo mínimo es el gran reto”, afirma.

Para Eduardo Barrales, Gerente General de Omega Systems, “cuando la cantidad de información no estructurada crece en las empresas y las bases de datos no entregan respuestas rápidas, es el momento de integrar big data”. Sobre todo, como indica José Ignacio León, Storage Solutions Specialist de Dell, “en el contexto actual, donde ya es usual que las compañías manejen cientos de Terabytes de información, y donde muchas ya tienen volúmenes de Petabytes en sus sistemas”.

Esto se explica, a juicio de Mauricio Benítez, Gerente de Cuentas Information Management de Intellego, “por el avance y desarrollo de las firmas chilenas, sumado a la madurez de las industrias que operan en el país, lo que hace necesario robustecer sus sistemas analíticos de manera incremental para responder al desafío constante de mejorar sus procesos de toma de decisiones”.


Datos con valor
Screen-Shot-2013-04-24-at-16.53.43De acuerdo a la opinión del ejecutivo de Besmart Chile, antes AMSS una de las fuentes de datos más llamativa que ofrece big data es el contenido no estructurado de texto libre, como la retroalimentación de los clientes, incluidos los reclamos, sugerencias y felicitaciones.

Señala que las interacciones entre un proveedor y su cliente tienen un valor que el mercado todavía no cuantifica, y que deben registrarse para después ser analizadas con herramientas tecnológicas diseñadas especialmente para eso. “Con algunos clientes se han obtenido resultados sorprendentes, como por ejemplo logrando respuestas en menos de 10 segundos al hacer consultas sobre 400 millones de registros”, detalla, insistiendo en que estos procesos cobran un real sentido cuando hay un objetivo claro detrás que los motiva.

Definitivamente, según precisa Leonardo González, Latin America Big Data Sales Leader de IBM, no basta con analizar datos no estructurados, sino que se requiere desarrollar la capacidad de entenderlos, analizarlos e integrarlos con las plataformas tradicionales de gestión de la información con que cuentan las empresas, además de estudiar su veracidad y abordar su viscosidad, es decir, definir -de acuerdo a su contenido- si son importantes para la toma de decisiones o no. “Hoy es posible hacer todo esto incluso en tiempo real, lo que se vuelve crítico dependiendo del tipo de negocio”, asegura.

En el mundo privado y público, proteger esta data es tan relevante como analizarla. “Si la información con la que cuentan las empresas es valiosa y les es útil para mejorar la relación con sus clientes y mejorar sus índices de productividad, es necesario protegerla de los riesgos de pérdida y daño”, señala el ejecutivo de Symantec.

Junto con garantizar la protección de la información, se hace necesario contar con profesionales capaces de manejarla, administrarla y gestionarla. Al respecto, un estudio hecho en Estados Unidos señala que en 2015 habrá una escasez de 120 mil ejecutivos dedicados al análisis de datos especializados, lo que extrapolado al mercado local, según el ejecutivo de IBM, permite proyectar que esa cifra se traducirá en una demanda en Chile de cerca de 1.000 profesionales expertos en estadísticas, manejo de base de datos, análisis de clientes y tecnología.


Big Data y ROI 

shutterstock_big-dataSegún Leonardo González, aunque en 2012 se registró un aumento cercano a 10% en la implementación de proyectos de big data, las iniciativas de exploración crecen muy por sobre ese porcentaje. “Empresas financieras, por ejemplo, están muy interesadas en gestionar la información relacionada con lo que dicen sus clientes en las redes sociales, y eso ha hecho que el interés por conocer y saber más acerca de esta tecnología aumente”, comenta.

Y así como en el sector privado big data se proyecta con enormes posibilidades de crecimiento, en el mundo público también. Así lo asegura Stephen Cressall, cuando puntualiza que varios organismos están analizando su incorporación, motivados principalmente por el retorno de inversión que ofrece. Esta realidad ya se vive en Estados Unidos -según comenta el ejecutivo de Omega Systems- donde los organismos de inteligencia y seguridad utilizan intensivamente este tipo de herramientas para analizar y discriminar la información que manejan.

Sin duda, el retorno de la inversión que prometen los proyectos de big data es el factor que más seduce a las empresas. En organismos de Gobierno, por ejemplo, hacer bien el trabajo analítico de los datos con los que opera, y en forma inmediata, genera ahorros que pueden ser incalculables. “Por ejemplo, detectar a los actores que están detrás de las licencias médicas -un ítem que genera una gran carga para el sistema de salud- permite abaratar el costo de esta área en Chile; para todos, por lo tanto, la posibilidad de analizar datos y reaccionar en base a ellos con más rapidez, es fundamental”, señala el Gerente General Besmart Chile, antes AMSS

Adelantarse a las ventajas que puede tener un sistema de información basado en big data es una tendencia que toma fuerza dentro del mercado, en opinión de Eduardo Barrales. Específicamente, sostiene Marcelo Sukni, proyectos de big data relacionados con fraude bancario, por ejemplo, arrojan resultados de ROI de apenas cinco meses.

A disposición del mercado existen metodologías probadas, que dependiendo del tipo de industria, mercado y cliente, permiten entender y dimensionar el ROI que podría alcanzarse a través de iniciativas de big data. Herramientas como éstas -anticipa el ejecutivo de IBM- podrían ser determinantes para desencadenar la masificación definitiva de big data en las empresas de nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *